Publicación en prestigiosa revista de medicina: Cambios en la dieta durante la adultez permiten sumar 10 años de vida.

78

Pasar de un patrón de alimentación occidental—alto en grasas saturadas, azúcares y sal—a uno con más cantidad de legumbres, cereales integrales, nueces o frutos secos, frutas con fibra y menos carne roja, ayuda a aumentar el tiempo que se vive, tanto en hombres como en mujeres.

Si bien este estudio fue realizado en lo que los daneses llaman adulto joven, que es la etapa entre los 20 y 40 años.

Lo bueno del estudio es que revisa lo publicado a nivel mundial, considerando los patrones dietéticos que provocan 11 millones de muertes cada año en el mundo.

Hablemos de legumbres: entre las legumbres están las arvejas, lentejas, porotos y garbanzos-

Hablemos de cereales: todos integrales, arroz y el pan integral, la avena integral y muchos más.

Qué estamos viendo

Lo común era ver infartos o cáncer en personas mayores y ahora lo estamos viendo cada vez más seguido en personas sobre los 20 años, de manera que este estudio, con una evidencia fuerte, es una demostración de que es necesario cambiar la dieta para mejorar la salud de esta población.

Lo bueno de esta revisión es que le coloca años de beneficios.

Tercera edad: según los datos las mujeres de 60 años o más pueden vivir hasta ocho años más, mientras que los hombres en este rango de edad pueden aumentar hasta casi nueve años. Aquellos sobre 80 años podrían ganar hasta 3 años en sus perspectivas de vida.

Fuente El mercurio
Edición Barreda
Fotos de stock