Hígado graso no alcohólico en niños con obesidad

30

La resistencia a la insulina juega un papel importante

Estudio sobre posibles factores de riesgo de hígado graso no alcohólico en niños con obesidad
Con el aumento de las tasas de obesidad infantil, la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) se ha convertido en la enfermedad hepática más común entre los niños en todo el mundo.

La prevalencia de EHGNA en niños chinos fue del 3,4%. La prevalencia en niños con obesidad y con sobrepeso fue significativamente más alta, oscilando entre el 50 y el 80%.

La EHGNA puede progresar de esteatosis simple (ES) a esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), que posteriormente conduce a fibrosis / cirrosis [4, 5]. Entre los jóvenes con obesidad con EHGNA, el 10% tiene EHNA, que se caracteriza por inflamación y expansión de los hepatocitos en el contexto de la esteatosis hepática.

Aunque la esteatosis hepática simple suele tiene un “proceder benigno”, la EHNA puede degenerar en enfermedad hepática en etapa terminal. Los niños pueden llegar a una etapa dañina más rápido que los adultos [9]. Se ha descrito cirrosis hepática debida a EHGNA en niños .

Además de las lesiones intrahepáticas, la EHGNA también tiene graves consecuencias para la salud más allá del hígado, asociadas con trastorno metabólico, enfermedad cardiovascular y resistencia a la insulina.

Entre los pacientes con EHNA, la mitad de las muertes se debieron a enfermedades cardiovasculares y malignidad [13, 14]. Por lo tanto, la identificación temprana de ES y EHNA es crucial para el tratamiento y el pronóstico.

La biopsia de hígado se considera el estándar de oro para el diagnóstico de EHGNA, que puede facilitar la diferenciación de ES y EHNA tanto en niños como en adultos [15]. Sin embargo, no es adecuada para la pesquisa en niños debido a su naturaleza invasiva y a su costo. Además, solo se examina una pequeña porción del hígado, lo que puede provocar errores de muestreo y sesgos de selección.

Una alternativa cualitativa y no invasiva es examinar la esteatosis del hígado por ecografía. Además, la alanina transaminasa en sangre (ALT) es un análisis de sangre económico, mínimamente invasivo, aceptable y universalmente disponible.

Fuente: INTRAMED
https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=98616&fuente=inews&uid=366651&utm_source=inews&utm_medium=inews&utm_campaign=inews

La EHGNA es la causa más común de enzimas hepáticas elevadas en pacientes en países desarrollados. La EHNA se asocia con un aumento del doble de ALT en niños con obesidad.

Los estudios en adultos han demostrado el vínculo entre EHGNA y trastornos metabólicos. Estudios longitudinales en adultos demuestran que los pacientes con EHGNA tienen una mayor incidencia de diabetes, síndrome metabólico y mortalidad en comparación con poblaciones de control emparejadas [18]. Sin embargo, los estudios sobre las asociaciones entre situaciones epidemiológicas, factores de riesgo y riesgo cardiovascular de la EHGNA en niños obesos son reducidos, especialmente en China.

Los niños están en un período de rápido crecimiento y desarrollo, y sus cambios fisiopatológicos son diferentes a los de los adultos. Los niños de hoy con obesidad también están expuestos a la obesidad materna y a la resistencia a la insulina antes que hace décadas.

Al igual que otras enfermedades hepáticas, la EHGNA es asintomática en la etapa inicial y puede pasar desapercibida para los médicos. Este estudio clínico tiene el objetivo de investigar los posibles factores de riesgo de EHGNA en niños con obesidad en la población china, específicamente de la ciudad de Nanjing.