• Curso de Pediatría primaria y ambulatoria Cursos 2018
    Tratado Pediatría - 6° Edición
    Dr. Julio Meneghello Rivera
  • Vacunas al Día Actualización sobre vacunas

Fundación Dr. Julio Meneghello Rivera

Nuestra misión es cooperar en la promoción de la enseñanza continua en el campo de la salud del niño y la familia. somos una fundación privada si fines de lucro.

  • ETIQUETADO NUTRICIONAL
  • Enfermedades Infecciosas
  • Nutrición Infantil

El diclofenaco aumenta el riesgo de graves problemas cardíacos



El analgésico, uno de los más consumidos en Chile, se asocia a una mayor probabilidad de sufrir un ataque al corazón o accidente cerebrovascular. Médicos llaman a evitar su uso prolongado y de forma preventiva.  

JANINA MARCANO FERMÍN Diario El Mercurio fecha 5/09/2018

        

El antiinflamatorio no esteroidal (AINE) diclofenaco es un fármaco comúnmente utilizado para tratar la inflamación y el dolor. Y aunque puede ser muy efectivo, su consumo puede afectar gravemente la salud cardiovascular.

 

Así lo arrojó un estudio realizado por investigadores del Hospital de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, quienes analizaron los datos de 6,3 millones de adultos de ese país de entre 46 y 56 años. Los resultados fueron publicados ayer en la revista de la Asociación Médica Británica.

El trabajo reveló que el consumo de este fármaco se asocia con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares mayores, como infarto al corazón, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca. Esto, en comparación con el paracetamol y otros AINES como el ibuprofeno.

"Considerando sus peligros cardiovasculares, hay poca justificación para iniciar un tratamiento con diclofenaco antes que con otros AINE tradicionales", aseguraron los investigadores a cargo del estudio.

 

"Vimos que los riesgos aumentan incluso a las dosis más bajas que existen y dentro de los primeros 30 días después del inicio del tratamiento", explica a "El Mercurio" Morten Schmidt, cardiólogo y líder del trabajo.

Según comenta, sus resultados arrojaron que el fármaco eleva las probabilidades de sufrir eventos cardíacos incluso en personas de bajo riesgo, es decir, sanas de mediana edad y que no fuman

Sin embargo, advierte Schmidt, el riesgo se eleva aún más en la medida que aumenta la edad y la dosis consumida.

"Este trabajo tiene un gran valor por la magnitud de la población en estudio, que confirma algo conocido entre la comunidad médica. De hecho, los cardiólogos evitamos recetar estos fármacos a los hipertensos", dice el doctor Eduardo Bastías, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

 

"Se sabe que su consumo favorece la retención de agua y sodio, y eso afecta al sistema cardiovascular", explica el médico.

"Lo que sucede es que los antiinflamatorios de este tipo (AINE) aumentan directamente la presión arterial", agrega Pablo Pedreros, cardiólogo de la Clínica Santa María.

"Y también se sabe que ese incremento se relaciona con una descompensación de la insuficiencia cardíaca. Quienes la sufren empeorarían con la ingesta de estos medicamentos", añade el especialista, quien llama a mirar los resultados con cautela.

"No quiere decir que por tomarme un diclofenaco me va a dar un infarto. La conclusión es que parece aumentar el riesgo, por lo tanto, vale la pena consultar a un médico antes de superar los cinco días de ingesta", aclara Pedreros. "Lo ideal es evitar el uso prolongado", agrega.

Concuerda el doctor Mauricio Fernández, cardiólogo de la Clínica Alemana: "El uso crónico es delicado. Otros trabajos que han estudiado antiinflamatorios en general, también han encontrado daño cardiovascular al tomarlos más allá de 14 o 30 días", asegura.

Según cifras de la consultora IMS Health, en Chile en 2017 se vendieron 4,5 millones de cajas de diclofenaco, lo que convierte a este antiinflamatorio de venta libre en el segundo de su tipo más consumido, después del ibuprofeno.

"Es una cifra impresionante", dice el doctor Bastías. "No cabe duda de que hay un abuso. Hay personas que lo usan recurrentemente para evitar dolores y eso es un error enorme. En ningún caso se debe tomar de forma preventiva", advierte.

Considerando sus hallazgos, los autores del estudio opinan que el diclofenaco no debería estar disponible sin receta médica en ningún país.

 

Lo mismo cree Bastías.

"A veces somos más estrictos con otros fármacos, como el omeprazol, que no tienen la magnitud de los efectos adversos que la evidencia muestra de estos", puntualiza.

"Puede ser algo a considerar, sobre todo por el uso que se le da", añade Fernández.

 Seguridad

De los antiinflamatorios AINE, el diclofenaco es uno de los más inseguros, coinciden los médicos. Sin embargo, en Chile, durante 2017, se vendieron 4,5 millones de cajas.

 

Edición: Creo que con este trabajo y bajo el principio médico, debería dejar de dar diclofenaco, sabiendo que hay alternativas, como dice el autor de la línea del ibuprofeno y paracetamol.

Categoría de nivel principal o raíz: Fudoc al día
Categoría: Noticias